miércoles, 3 de enero de 2007

Crítica | LOS SERRANO; Calidad bajo mínimos

Estrenada en abril de 2003, ‘Los Serrano’ se convirtió rápidamente en uno de los mayores éxitos de Telecinco, compitiendo con ‘Siete vidas’ y ‘Hospital Central’ por ser el hijo más querido de Estudios Picasso. Con el tiempo, a base de medirse contra ‘Aquí no hay quien viva’ y demás pesos pesados de la competencia (aunque la serie de los vecinos es la única que le ha logrado hacer sombra a lo largo de los años), la serie ha ido desgastándose, tanto comercial como artísticamente. El share parece que sigue de parte de esta familia televisiva, pero la calidad no. No rotundo.
Belén Rueda y Antonio Resines
Aunque no vayamos a salir ahora con el “que buena era...”, “cuántas eran sus virtudes...” y etcéteras. ‘Los Serrano’ no ha pasado nunca de ser una serie entretenida, un producto para ver sin demasiados sobresaltos ni esfuerzos y una comedia que daba lo que estaba a la vista y que más allá de eso no se aventuraba en prometer. Aunque, al menos, ahí estaba siempre lo acordado: nadie prometió jamás una comedia extraordinaria, pero lo que se ofrecía era casi siempre aceptable.

Las cosas han cambiado. El interés por ver cómo se las apañaban por sobrevivir bajo el mismo techo la “familia de los chicos” (formada por Antonio Resines, Fran Perea, Víctor Elías y Jorge García) y la de las chicas (Belén Rueda, Verónica Sánchez y Natalia Sánchez) se apagó tras las primeras dos temporadas (como mucho). La gracia de los “personajes de taberna” de ‘Los Serrano’ (los interpretados por Jesús Bonilla y Antonio Molero) pasó a ser un espectáculo de chistes baratos, repetición de gestos e insoportable sobreactuación más o menos al mismo tiempo. La incorporación de Alexandra Jiménez (una actriz que parece no saber que interpretar es algo más que hablar con cara de asco y tono de estar mordiéndose los labios de rabia) y la marcha de Verónica Sánchez y Fran Perea (‘Los mánagers’), a pesar de ser dos actores con más tirón comercial que talento, no ayudaron a la serie, que vio como la audiencia se empezaba a resentir poco a poco. El momento en que Nuria González se fue en busca de proyectos mejores (un movimiento acertado el suyo) fue el punto de no retorno para la serie: todo lo que la producción tenía de efectivo se había agotado o había desaparecido (ideas, actores con gancho para la audiencia a la que va destinada la serie...).

En esta sexta temporada de la serie la manta se ha estirado de la siguiente manera: Diego y Santi se han visto obligados a vender la taberna (la compradora es Emilia, interpretada por la recién incorporada Pilar Castro) empujados por una amenaza de embargo, y Fiti ha regresado arruinado, con lo que no puede ayudar a sus dos amigos; la Choni (Pepa Aniorte, vista en ‘Volver’), “una mezcla entre copla y reggaeton”, Lourditas (la bilbaína Goizalde Núñez) y Lucía (Belén Rueda) siguen haciendo lo que pueden por manejar a los estudiantes de Santa Justa, con las dificultades que conlleva el tener a sus alumnos en plena edad del pavo y dispuestos a enredar, enamorarse, hacer el imbécil y, en fin, aburrir al espectador.

La fórmula de “Diego se mete en un lío, Fiti y Santi lo empeoran todo metiendo cizaña, las cosas se salen de madre, las mujeres de la serie lo solucionan todo y final feliz” ya no da más de sí. La trama se ha convertido en un circo patético y barriobajero, difícil de digerir y fácil de olvidar.

El reparto, que era en principio uno de los puntos fuertes de esta ficción, se ha subido con el tiempo a un carrusel y va dando vueltas sobre sí mismo sin llegar a ninguna parte, sin dar nada nuevo y mareando al espectador. Antonio Resines, lejos ya los días en los que impactó y conmovió en ‘La buena estrella’ (Ricardo Franco, 1997), parece haber sido degradado como actor a la categoría de “cómico principiante”. Tiene cuatro recursos contados (o, al menos, son los únicos que utiliza en la serie) y los explota hasta la saciedad. Pero mucho, muchísimo peor están Antonio Molero y Jesús Bonilla, para los que sus papeles en ‘Los Serrano’ han supuesto un retroceso insalvable en sus carreras. Están sobreactuados hasta el extremo y no son ya más que dos caricaturas exageradamente inverisímiles. Belén Rueda hace que su trabajo en ‘Mar adentro’ parezca un espejismo: ¿es ésta la misma actriz de la cinta de Amenábar, esta mujer gritona que no hace nada más que echar broncas y hacer muecas de falsa desesperación? Alejo Sauras, uno de los pocos actores que ofrecía una interpretación algo más trabajada en ‘Al salir de clase’, está en la misma línea que los demás, la interpretación (o lo que sea) de María Bonet deja sin palabras, y no por nada bueno, y los más jovencitos (Víctor Elías, Natalia Sánchez, Adrián Rodríguez y Andrés de la Cruz, entre otros) sacan de quicio (al menos en el episodio de ayer no cantaron...). Y, por último, apena ver a toda una Julia Gutiérrez Caba metida en semejante embrollo.

‘Los Serrano’ ha llegado al punto en el que ya no hay nada que hacer. Seguirá tirando todo lo que permita el share, exprimiendo hasta la última de esas necias ideas hasta que un día la serie se sitúe por debajo del 20% de cuota de pantalla. Ese será el fin de la serie, ya que no hay ninguna razón que no sea comercial para seguir dando cuerda a este reloj de madera podrida.

1 comentario:

Mariangustias dijo...

En mi buscador he encontrado este post tuyo del comienzo de la temporada de Los Serrano y quería comentarte que en general estoy de acuerdo con tu punto de vista sobre la serie en aquel momento. Pero luego en cierto modo ha conseguido levantar un poco el vuelo y ahora, a finales de Junio, mantiene las audiencias y las tramas han dejado de ser penosas para ser algo irregulares pero que se dejan ver sin sufrir.

Me parece que eres excesivamente crítico con el reparto porque el trabajo de los actores (con la excepción de casi todos los ‘niños’) siempre ha sido digno con momentos francamente buenos. No me parece que Alexandra Jiménez haga un mal trabajo y achaco lo que mencionas más a su personaje. Finalmente, una serie como ésta tampoco permite mucho más. Y respecto a Alejo Sauras, motivo de mi búsqueda, creo que ha tenido muy buenas intervenciones cuando el guión era divertido y te dejo un enlace aquí en el que se recogen unas cuantas de ellas:

http://www.especialalejosauras.com/asauras/alejovideoser1.htm